Atractivos

  • Atractivos
  • Atractivos
  • Atractivos
  • Atractivos

Comala

Atractivos
Pueblo Mágico, Se encuentra a 7 km (10 minutos) de la zona conurbada de Colima–Villa de Álvarez; tiene una población de aproximadamente 12,000 personas (INEGI; 2000), que en su mayoría realizan actividades económicas dentro del rubro de la agricultura, la ganadería y los servicios turísticos. Es reconocido por sus portales que albergan a una serie de restaurantes-bares donde se preparan y sirven comidas y bebidas típicas, lo cual le ha dado aún más fama y tradición con el paso del tiempo (el concepto de estos espacios fue creado hace más de 50 años); además de la referencia obligada del nombre de la novela Pedro Páramo, del escritor Juan Rulfo.

Cofradia de Suchitlan

Atractivos
SUCHITLAN, Localidad ubicada a 20 minutos al norte de la cabecera municipal de Comala y que se identifica por su ascendencia indígena, lo cual la dota de características culturales y sociales que la hacen única en el estado. Tiene una población de aproximadamente 7,000 personas (INEGI; 2000), que en su mayoría realizan actividades económicas dentro del rubro de la agricultura, la ganadería y los servicios artesanales y turísticos.

Nogueras

Atractivos
Célebre por el Centro Cultural “Nogueras”, espacio que conserva el legado del pintor colimense Alejandro Rangel Hidalgo, dentro del museo creado ex profeso, así como las que fueran las instalaciones de un antiguo ingenio azucarero. Campo 4 y Lagunitas. La peculiaridad de estas dos pequeñas comunidades reside en que ambas (las dos únicas de las 16 localidades que integran al municipio) se encuentran enclavadas en el Cerro Grande, cuyos paisajes son únicos, al igual que su flora y fauna. Cada una de ellas tiene alrededor de 80-100 personas. Lagunitas se encuentra prácticamente en la cima del Cerro Grande (aprox. 2,200 msnm), con un frío intenso y espectaculares vistas hacia el valle de Colima.

Ex Hacienda Nogueras

Atractivos
Fundada al principio del siglo XVIII y convirtiéndose en una de las empresas azucareras más reconocidas de la región, ahora es propiedad de la Universidad de Colima y alberga al Museo Universitario Alejandro Rangel. También aprovecha que un lado se encuentra el Ecoparque, con una rica vegetación y cuyo objetivo es promover la cultura ambiental. El casco, fielmente remodelado por el arquitecto Gonzalo Villa Chávez, restaurador de fama internacional, es propiedad de la Universidad de Colima desde 1996 y sede de los Centros de Estudios Antropológicos del Occidente y de Investigación del Diseño, Arquitectura y Estética. Junto a la capilla está el Museo Alejandro Rangel.